Cómo alargar el verano de tu piel

Aunque se acaben las vacaciones y la vuelta al trabajo se acerque, puedes saber cómo alargar el verano de tu piel y que siga tan dorada y brillante como cuando estabas de vacaciones. Te voy a contar lo que puedes hacer para conseguirlo.

1.- La limpieza, dos veces al día

Por la mañana y por la noche, la piel necesita verse libre de suciedad y residuos de su propio sebo. Una limpieza suave pero eficaz hace que quede perfectamente preparada para continuar con cuidados más específicos.

2.- Que no falte hidratación

Aunque parezca de perogrullo, hidratar es fundamental tengas la piel seca, grasa, mixta o normal. El agua se evapora por los poros y más aún cuando hace calor, y lo sigue haciendo aunque las vacaciones se hayan terminado. La hidratación interior es muy importante, y notarás una gran diferencia si además de aplicarte hidratación por fuera, te la aplicas por dentro. Bebe agua, tu piel te lo agradecerá.

3.- Nutre tu piel con un producto que prolongue tu bronceado

El aceite de Albaricoque es muy útil para conseguir prolongar el bronceado. Curiosamente, es un aceite que tiene un pequeño factor de protección solar propio. Cuando lo apliques para conseguir la permanencia del color en tu piel, encontrarás además que le dará luminosidad, la tonificará y la regenerará. Este aceite penetra muy profundamente en el interior de la dermis, consiguiendo una actividad intensa de sus principios activos.

Utilízalo por la mañana y por la noche aplicándote sobre el rostro 4 o 5 gotas, que puedes enriquecer con un par de gotas de aceites esenciales como la naranja amarga o el espliego, con propiedades regenerantes y protectoras de la piel.

4.- Dedícate un rato a darte un automasaje

5 minutos son suficientes para que todos los días tu rostro refleje ese cuidado. Un masaje ligero ascendente, de forma que se activen la circulación y los músculos faciales. Así, los activos que están en los aceites harán todo su trabajo, y tú vas a notar tu piel mucho más brillante, elástica, recuperada, sana…

5.- Para terminar, ¿qué tal una buena alimentación?

Sé perfectamente que todo el mudo hace esta misma recomendación. Y resulta que como nutricionista además de farmacéutica, yo también debo hacerla. Consumir vegetales crudos, ensaladas, claro, va a llenarnos de vitaminas, minerales, betacarotenos, y todos esos pequeños elementos que también colaboran en el buen estado de la piel, como el zinc. Y las frutas, por supuesto. Pero de esto ya sabéis muchas cosas, no voy a insistir más.

Pequeños cuidados a diario, aun que no lo parezca, consiguen grandes resultados, y así, puedes alargar el verano de tu piel. En Oleotherapy sabemos mucho de esto.

https://www.oleotherapy.es

Oleoterapia

Aceites esenciales

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies