Efectos negativos de las mascarillas en nuestra piel

Llevamos ya muchos meses utilizando las mascarillas para evitar los contagios por Coronavirus. Esto, que en principio debería ser inocuo, está teniendo consecuencias a nivel local en nuestra piel. Por ello, queremos contarte como aliviar los malos efectos de las mascarillas en la piel, por si sufres alguno o lo hace alguien de tu entorno.

Para ello, empezaré por contaros cuáles son las consultas que más habitualmente nos hacen acerca de este tema:

1.- Aparición de granitos tipo acné.

El uso diario durante tantas horas de la mascarilla, impide que haya un correcto intercambio de gases entre la piel y el medio ambiente. Por ello en esta zona se genera un “microclima” caliente y húmedo, que favorece la proliferación de bacterias que provocan los granos y la infección de estos. Además, las bacterias, hongos y levaduras que existen como flora propia de nuestra boca no se expulsan al exterior, sino que quedan retenidas en el espacio entre la boca y la mascarilla aumentando el número de posibles patógenos que están en la zona, con el inexorable efecto de facilitar su reproducción y el aumento de su número. Por esta razón, hemos constatado además de granitos la aparición de eccemas de diferentes tipos.

2.- Irritaciones en la zona de contacto

Es inevitable el roce continuo de la mascarilla con nuestro rostro. Aunque hay mascarillas de celulosa y de tela sobre todo, todos los tipos que conocemos producen este desagradable efecto. Las que más lo sufren son, evidentemente, las pieles más sensibles. Pero realmente afecta a todas, no solo por la celulosa o la tela, también por la goma de sujeción. Todo esto se traduce en enrojecimiento de la piel tanto en las mejillas como en la zona de detrás de las orejas que produce irritación y dolor. El “microclima” del que hablábamos en el párrafo anterior, empeora esta situación.

Como aliviar estos malos efectos

Para aliviar los malos efectos de las mascarillas sobre la piel, desde OLEOTHERAPY, llevamos meses recomendando aceites que alivian e incluso resuelven estos problemas. En el caso de los granitos, recomendamos aceites que lleven incorporado Árbol del té y/o Ravintsara. Su acción higienizante y purificante consigue eliminar los efectos del exceso de microorganismos en la zona cubierta con la mascarilla. Usado dos veces al día, por la mañana y por la noche tras la limpieza de la piel, garantiza la solución del problema en pocos días. Para la limpieza también recomendamos el uso de jabones que lleven incorporados alguno de estos aceites, puesto que se produce una sinergia que aumenta el efecto purificante.

En nuestra tienda web, podéis encontrar ambos productos en un único pack. Se trata de un jabón de arcilla verde, específica para pieles con granitos, cuya potencia limpiadora se ve aumentada porque también incluye aceite esencial de Ravintsara.

Para el problema de las irritaciones, el aceite de Caléndula es una de las mejores opciones que podéis encontrar. Su efecto calmante y regenerante consiguen eliminar las molestias producidas por el roce de las mascarillas. Nuestro Aceite OLEOTHERAPY Nª3, además del aceite de Caléndula, está compuesto por aceite de Argán, Palmarrosa y Espliego. Esta combinación potencia las acciones calmantes y regenerantes, además de aportar un elevado número de nutrientes antioxidantes fundamentales en la recuperación de la piel.

Espero que con este post hayamos respondido a preguntas que nos consultan diariamente. Es nuestro deseo haber sido útiles. Próximente, en nuestro nuevo canal de YouTube habrá un vídeo también explicativo de todos estos conceptos.

Y, como siempre, nuestra recomendación de que uséis productos de calidad contrastada, puesto que se trata de la salud de nuestra piel.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies