Hipérico, sus propiedades como aceite vegetal

Hipérico, sus propiedades como aceite vegetal

El hipérico (Hypericum perforatum) es una planta de todos conocida por sus propiedades antidepresivas. Como aceite vegetal, sus propiedades son más numerosas, teniendo acciones muy interesantes a nivel de piel. Se extrae `por primera presión en frío de las semillas de la planta, y entre sus numerosos componentes se encuentran ácidos grasos esenciales como el ácido oleico (omega 9) y el linoleico (omega 6). Las cantidades de linoleico son muy elevadas, de más del 50%, lo que lo hacen una fuente ideal de este acido graso esencial.

Esta composición convierte al aceite vegetal de hipérico en un magnífico calmante en caso de quemaduras, incluidas las del sol y su función como regenerante de la piel es notable. Su actividad cicatrizante lo hace muy adecuado cuando es necesario proporcionar a la piel una cicatrización rápida, como puede suceder en heridas tipo escaras, para evitar el dolor y la progresión del problema.

El omega 6 tiene actividad antiinflamatoria, por lo que en uso tópico es muy adecuado para aliviar tensiones musculares y desgarros, aplicando el aceite y realizando un masaje que ayude a su penetración. En el tratamiento de eccemas y acné también ofrece excelentes resultados, puesto que su actividad como regenerador de la piel ayudará a cicatrizar las marcas de los granos y a reducir la inflamación que estos producen. También evita el acúmulo de grasa en los poros, evitando su obstrucción y la consiguiente formación de comedones.

El acido linoleico es un ingrediente básico del manto lipídico de la piel, que en caso de eccemas se encuentra destruido. Su aplicación tópica reconstituye este protector natural de la piel, y los eccemas se pueden tratar perfectamente con él.

El aceite vegetal de hipérico, en resumen, es uno de los mejores aceites vegetales que la naturaleza nos ofrece, y su combinación con otros aceites esenciales harán que sus propiedades puedan aumentar aún más. Como siempre, nuestra recomendación de utilizar aceites de calidad contrastada, huyendo de todos aquellos de calidad dudosa.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies