La calidad de un aceite vegetal a través de su proceso de extracción.

La calidad de un aceite vegetal a través de su proceso de extracción.

Como ocurre en casi todo, cuando hablamos de aceite tanto esenciales como vegetales tenemos que empezar por definir el estándar de calidad del aceite que pensamos adquirir. Y por calidad no me refiero tanto a la planta que lo contiene como a los procesos de manipulación en el momento de la extracción del aceite, que son los que van a fijar esa calidad.

Proceso de extracción

Cuando hablamos de aceites vegetales, al igual que pasa con el aceite de oliva que consumimos en alimentación, nos encontramos con diferentes procesos de extracción:

Extracción por primera presión en frío

Es aquella en la que simplemente se aplica presión al fruto o a las semillas, sin añadir calentamiento al proceso  que pueda alterar a los componentes del aceite. En este primer proceso se extrae el aceite de más calidad, el más puro, con todos sus principios activos en las concentraciones propias de la planta, que hace que este deba ser el aceite de elección cuando queremos que nuestro aceite tenga el 100% de calidad.

Después de este primer proceso, la materia prima se somete a la acción de procesos físicos y químicos como temperaturas muy altas y reacciones con productos químicos que conducen al refinado del aceite, de forma que se eliminan algunas de sus características a veces menos atractivas, como olor o sabores propios y también en muchas ocasiones se corrige el color. El problema de este proceso, es que en él se eliminan también muchas de las sustancias que aportan a estos aceites la mayor parte de sus propiedades más saludables y deseables, como ácidos grasos esenciales, la provitamina A en forma de carotenos y la mayoría de los fenoles que tienen importantísimas propiedades antioxidantes. El resultado son aceites con buen color, buen olor o sin él, pero con escasas, por no decir nulas, propiedades beneficiosas para nuestra piel.

Aparte del refinado, cuando se hace la primera extracción en frío, hay una parte de hasta el 10% del aceite que se queda sin extraer. Para aumentar el rendimiento de la extracción, ese 10% se recupera de la planta mediante el tratamiento y la extracción con solventes químicos, siendo este un aceite de mucha peor calidad que no obstante se comercializa en muchos casos para usos considerados “menores”, entre los que podemos encontrar usos en “perfumería”, en los que claramente está incluida la cosmética.

Garantía

En Oleotherapy, garantizamos que nuestros aceites vegetales son exclusivamente producto de la extracción por primera presión en frío, asegurando de esta manera todas las propiedades beneficiosas de los aceites con lo que trabajamos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies