¿Te duelen las piernas y ya no sabes qué más hacer? Sigue leyendo

El problema de las piernas cansadas y con dolor nos afecta a muchas personas. En esto no hay diferencias. Tampoco yo me escapo a ello, y por eso he buscado la respuesta en la ciencia natural. Necesitaba encontrar la solución que funciona para mis piernas, y también para las tuyas, por supuesto.

De repente, lo sentí. Reconozco que el problema lo había tratado muchas veces, sobre todo en mi etapa en la oficina de farmacia, pero qué diferente se ve cuando algo le afecta a uno mismo, ¿verdad?. Cuando empecé a notar el dolor entendí perfectamente la desesperación de tanta gente que probaba y probaba productos y no conseguía ni alivio ni descanso. Porque sabemos que en la cama se nota bastante el dolor, ¿no es así?

Me pongo en marcha

Mi “auto-reto” era encontrar la solución que funciona para las piernas cansadas. Pero la que funciona de verdad, y para ello lo primero era conocer a fondo la base del problema. Y me puse a actualizar mis conocimientos sobre el tema.

Ya sabemos que el aparato circulatorio tiene todo que ver en este problema, pero, ¿por qué? Pues porque cuando estamos en vertical, sea de pie o sentados, la circulación venosa tiene que retornar hacia el corazón en contra de la ley de la gravedad. Puede parecer que Sir Isaac Newton no tiene ninguna relación con este tema, pero ya ves que sí.

La cuestión es que cuando estamos de pie parados, a la sangre le cuesta mucho trabajo retornar, y se empieza a estancar. Si estamos sentados tenemos doble problema, porque además del retorno difícil, se suma el hecho de la presión que ejercemos sobre las venas de los muslos, lo que empeora la cuestión. Si a todo esto le añadimos que se produce dilatación en los vasos sanguíneos, ya tenemos el cóctel perfecto para que empiece el problema. En mi caso, la cantidad de horas de pie en el laboratorio y el resto sentada ante el ordenador, supusieron el caldo de cultivo para que un día…¡Ay, qué dolor!

¡Ey, que todo el mundo anda de pie!

Por supuesto, y eso es lo que nos salva. Cuando caminamos, vamos moviendo los músculos de las piernas, y estos empujan la sangre hacia arriba, ayudando al retorno venoso y evitando la congestión. Por eso, aunque parezca absurdo, caminar, solo caminar, ya ayuda. Y claro, cuando estamos en horizontal, acostados, la sangre fluye fenomenalmente bien hacia el corazón.

También hay otros factores de riesgo que influyen negativamente en el retorno venoso: el tabaquismo, el exceso de peso, algunos fármacos, patologías como la diabetes y por supuesto las cardiacas, el alcohol en exceso, etc. No he nombrado la alimentación, pero creo que a estas alturas somos conscientes de que una mala alimentación nos va a acarrear muchos problemas, de los que éste es uno más.

Encontrando respuestas

En el mundo natural encontramos casi de todo. Las plantas llevan brindándonos sus principios activos desde que existen, y hemos sabido casi siempre hacer un buen uso de ellos. Por mi parte, está clarísimo. Sin denostar nunca los productos de síntesis química, he tratado y trato a diario de aportar la excelencia en el uso de los productos naturales. Esto no significa que sean inocuos, sabemos, y no me canso de repetirlo, que la naturaleza también tiene sus peligros, de ahí la necesidad de contar con especialistas que sepan asesorarnos bien en su uso.

Buscar, investigar, probar, eliminar, probar de nuevo, seguir buscando, mezclar plantas diferentes, una nueva prueba, desechar activos por falta de respuesta positiva…eso es lo que me hizo llegar al resultado que tenemos hoy: una mezcla de aceites vegetales y esenciales con actividad potente frente a los síntomas de la mala circulación. Desgraciadamente, la mala circulación no podemos eliminarla, ni nosotros ni nadie por ahora, pero podemos mejorarla, y mucho.

Es el momento de presentarte nuestro aceite ARAVASC, creado para masajear las piernas y mejorar la circulación de retorno, aliviando con ello todas las molestias que hemos estado comentando.

La solución que funciona para las piernas cansadas

En OLEOTHERAPY hemos desarrollado un aceite que favorece y facilita la circulación de retorno además de que disminuye la dilatación de los vasos capilares, ayudando a evitar la congestión venosa y mejorando tanto el aspecto de los capilares (arañas vasculares) como los síntomas de cansancio y pesadez en las piernas.

Nuestro nuevo Aceite Nº 8, ARAVASC, contiene los siguientes componentes:

Aceite esencial de romero QT alcanfor:

Tiene importantes propiedades analgésicas y anticongestivas venosas, lo que hace que tenga una gran capacidad para mejorar el retorno circulatorio en las piernas, eliminando la pesadez y el dolor. El alcanfor es rápidamente absorbido por la piel, produciendo una sensación de enfriamiento similar a la del mentol, y actúa como un anestésico local leve.

Aceite esencial de menta:

El efecto vasoconstrictor de este aceite debido a su concentración en mentol ayuda a eliminar el engrosamiento antinatural de las venas capilares responsables de las arañas vasculares.

También tiene efecto analgésico.

Aceite esencial de ciprés: ​

El alfa-pineno es un antinflamatorio a través de PGE1,  y debido a su composición elevada en terpenos es un importante descongestionante venoso, con efecto vasoconstrictor.

Facilita la circulación venosa de retorno, favoreciendo además la eliminación de los edemas de miembros inferiores.

Aceite esencial de limón:

La diosmina presente en este aceite, prolonga el efecto vasoconstrictor de la norepinefrina en la pared de las venas, lo que aumenta el tono venoso y, por lo tanto, reduce la capacidad venosa, la distensibilidad y la estasis.

Esto aumenta el retorno venoso y reduce la hiperpresión venosa presente en pacientes con CVI.

La diosmina mejora el drenaje linfático al aumentar la frecuencia y la intensidad de las contracciones linfáticas y al aumentar el número total de capilares linfáticos funcionales.

Además, combinada con hesperidina disminuye el diámetro de los capilares linfáticos y la presión intralinfática.

En el nivel de microcirculación, la diosmina disminuye la hiperpermeabilidad capilar y aumenta la resistencia capilar al proteger la microcirculación de procesos dañinos.

Esto ocurre porque la diosmina reduce la liberación de mediadores inflamatorios, principalmente radicales libres de oxígeno y prostaglandinas (PGE2, PGF2a).

Aceite de Albaricoque:

El aceite vegetal de albaricoque es muy penetrante, y entre las características que lo hacen excelente para el tratamiento de la piel está el que no deja residuo graso o brillante sobre la epidermis.

Es muy rico en ácidos grasos omega 6 y en vitamina A, lo que le aporta propiedades muy nutritivas y antioxidantes.

Es un aceite nutritivo, hidratante, suavizante y calmante además de tonificante y revitalizante de la piel. Vehiculiza hacia el interior de la piel el resto de los aceites esenciales que porta.

Ya tienes toda la información acerca de la solución que funciona para las piernas cansadas. Ahora…

¿Cómo lo consigo?

Muy fácilmente. Pincha aquí y hazte con el aceite y con la oferta que te ofrecemos para llevártelo ya. Entre 24-48 horas (excepto fines de semana por medio) lo tienes en tus manos. No dejes de probarlo, te garantizo que no te vas a arrepentir.

¡MUCHAS GRACIAS!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies