Para qué sirven los aceites vegetales y esenciales

Para qué sirven los aceites vegetales y esenciales

La fitoterapia es el uso de las plantas y las sustancias obtenidas de ellas con fines curativos y de tratamiento o prevención de enfermedades. Dentro de esta especialidad, amplia, nos encontramos con la aromaterapia, que podemos definir como el uso de los aceites esenciales obtenidos de las plantas con fines terapéuticos.

Un aceite esencial es una esencia, un extracto volátil, con composición química definida, que se extrae de la planta por el procedimiento del arrastre con vapor de agua a presión baja. Estos extractos, dada la composición de cada uno, tienen propiedades definidas y utilizadas desde hace milenios en el tratamiento de la salud humana, mucho antes de que la síntesis química ocupara el espacio que hasta ese momento era casi exclusivo de los vegetales.

Las plantas son elementos fundamentales para el desarrollo humano. Nos sirven principalmente de alimento y a través de ellas obtenemos energía y nutrientes que permiten el crecimiento y desarrollo de nuestra especie. No es necesario apuntar lo muy recomendable que es el consumo de frutas y verduras ni el beneficio que obtenemos de ello, y, por tanto, creo que tampoco puede resultar insignificante el pensar que los vegetales nos resultan provechosos en otras situaciones, concretamente la que nos ocupa, que es el tratamiento de enfermedades.

Dicho esto, es importante resaltar que el uso de las plantas como terapia se aplica desde hace milenios, algunos historiadores se remontan hasta 40.000 años atrás por los restos encontrados en excavaciones arqueológicas. Hay indicios de que los chinos usaban la fitoterapia hace ya 4500 años, y los egipcios dejaron evidente su uso en escritos en los que se retrata las plantas que usaban en sus prácticas medicas, como cilantro, algarroba, resina de acacia, entre otras muchas.

Actualmente vivimos un momento en el que apreciamos la vuelta a lo natural en muchos aspectos, y la salud es uno de ellos. No podemos pretender resolver con plantas muchas de las graves enfermedades que existen, pero podemos tratar sin duda infinidad de patologías a las que las esencias de las plantas pueden aportar todos sus beneficios. La piel es uno de los órganos más beneficiados por el uso de los extractos vegetales, ya que su actuación sobre ella es inmediata. Una gran parte de los aceites tanto vegetales como esenciales tienen propiedades que ayudan a la piel a mejorar su aspecto y corrigen problemas que puedan existir. La concentración de principios activos en los aceites es elevada en algunos de ellos, y su actuación cosmética e incluso farmacológica es innegable. Geraniol, linalool, carvacrol, timol, etc., son algunos de estos principios activos, cada uno con sus actividades particulares. Usar el aceite adecuado para cada necesidad es siempre sinónimo de belleza, cuidados, placer y sobre todo, SALUD.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies